Vuit poemes de Federico García Lorca

 

 

Casida IV 

De la mujer tendida

(Diván del Tamarit)

 

Verte desnuda es recordar la tierra.
La tierra lisa, limpia de caballos.
La tierra sin un junco, forma pura
cerrada al porvenir: confín de plata.

Verte desnuda es comprender el ansia
de la lluvia que busca débil talle,
o la fiebre del mar de inmenso rostro
sin encontrar la luz de su mejilla.

La sangre sonará por las alcobas
y vendrá con espadas fulgurantes,
pero tú no sabrás dónde se ocultan
el corazón de sapo o la violeta.

Tu vientre es una lucha de raíces,
tus labios son un alba sin contorno,
bajo las rosas tibias de la cama
los muertos gimen esperando turno.




Casida III
De los ramos
(Diván del Tamarit)

Por las arboledas del Tamarit
han venido los perros de plomo
a esperar que se caigan los ramos,
a esperar que se quiebren ellos solos.

El Tamarit tiene un manzano
con una manzana de sollozos.
Un ruiseñor apaga los suspiros
y un faisán los ahuyenta por el polvo.

Pero los ramos son alegres,
los ramos son como nosotros.
No piensan en la lluvia y se han dormido,
como si fueran árboles, de pronto.

Sentados con el agua en las rodillas
dos valles esperaban al otoño.
La penumbra con paso de elefante
empujaba las ramas y los troncos.

Por las arboledas del Tamarit
hay muchos niños de velado rostro
a esperar que se caigan mis ramos,
a esperar que se quiebren ellos solos.




Malagueña
(Poema del cante jondo)

La muerte
entra y sale 
de la taberna.
 
Pasan caballos negros
y gente siniestra 
por los hondos caminos
de la guitarra.
 
Y hay un olor a sal
y a sangre de hembra,
en los nardos febriles
de la marina.

La muerte 
entra y sale,
y sale y entra
la muerte
de la taberna.




Canción de jinete
1860
(Canciones)

En la luna negra
de los bandoleros,
cantan las espuelas. 

Caballito negro.
¿Dónde llevas tu jinete muerto? 

...Las duras espuelas
del bandido inmóvil
que perdió las riendas. 

Caballito frío.
¡Qué perfume de flor de cuchillo! 

En la luna negra,
sangraba el costado
de Sierra Morena. 

Caballito negro.
¿Dónde llevas tu jinete muerto? 

La noche espolea
sus negros ijares
clavándose estrellas. 

Caballito frío.
¡Qué perfume de flor de cuchillo! 

En la luna negra,
¡un grito! y el cuerno
largo de la hoguera. 

Caballito negro.
¿Dónde llevas tu jinete muerto?




Serenata
Homenaje a Lope de Vega
(Canciones)

Por las orillas del río
se está la noche mojando
y en los pechos de Lolita
se mueren de amor los ramos.

Se mueren de amor los ramos.

La noche canta desnuda
sobre los puentes de marzo.
Lolita lava su cuerpo
con agua salobre y nardos.

Se mueren de amor los ramos.

La noche de anís y plata
relumbra por los tejados.
Plata de arroyos y espejos.
Anís de tus muslos blancos.

Se mueren de amor los ramos.




Gacela VIII
De la muerte oscura
(Diván del Tamarit)

Quiero dormir el sueño de las manzanas, 
alejarme del tumulto de los cementerios. 
Quiero dormir el sueño de aquel niño 
que quería cortarse el corazón en alta mar. 

No quiero que me repitan que los muertos no pierden la sangre; 
que la boca podrida sigue pidiendo agua. 
No quiero enterarme de los martirios que da la hierba, 
ni de la luna con boca de serpiente 
que trabaja antes del amanecer. 

Quiero dormir un rato, 
un rato, un minuto, un siglo; 
pero que todos sepan que no he muerto; 
que hay un establo de oro en mis labios; 
que soy el pequeño amigo del viento Oeste; 
que soy la sombra inmensa de mis lágrimas. 

Cúbreme por la aurora con un velo, 
porque me arrojará puñados de hormigas, 
y moja con agua dura mis zapatos 
para que resbale la pinza de su alacrán. 

Porque quiero dormir el sueño de las manzanas 
para aprender un llanto que me limpie de tierra; 
porque quiero vivir con aquel niño oscuro 
que quería cortarse el corazón en alta mar.




Canción del naranjo seco
A Carmen Morales
(Canciones)
Leñador.
Córtame la sombra.
Líbrame del suplicio
de verme sin toronjas.

¿Por qué nací entre espejos?
El día me da vueltas.
Y la noche me copia
en todas sus estrellas.

Quiero vivir sin verme.
Y hormigas y vilanos,
soñaré que son mis
hojas y mis pájaros.

Leñador.
Córtame la sombra.
Líbrame del suplicio
de verme sin toronjas.




Canción de jinete
(Canciones)

Córdoba. 
Lejana y sola.
 
Jaca negra, luna grande,
y aceitunas en mi alforja.
Aunque sepa los caminos
yo nunca llegaré a Córdoba.
 
Por el llano, por el viento,
jaca negra, luna roja.
La muerte me está mirando
desde las torres de Córdoba.
 
¡Ay qué camino tan largo!
¡Ay mi jaca valerosa!
¡Ay que la muerte me espera,
antes de llegar a Córdoba!
 
Córdoba. 
Lejana y sola.




Madrigals, Book I (1965), de George Crumb, sobre poemes de Lorca:

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Etiquetes:
Subscriviu-vos al bloc

Introduïu el vostre correu electrònic per subscriure-vos a aquest bloc i rebre notificacions d'entrades noves per correu electrònic.

Activitats
  • Sense activitats
AEC v1.0.4
Etiquetes